miércoles, 25 de octubre de 2017

El terror de las publicaciones

Muchas personas han sido perjudicadas por publicaciones que afectan su vida, tanto en lo económico como en la esfera social y psicológica. En otras, las publicaciones afectan a terceros, sean noticias ciertas o falsas, mediante textos o imágenes. Sin embargo pocos saben que hacer en este caso, el viacrucis que deben recorrer a solucionar un problema, que cualquier persona con un solo "clic" puede provocar.

Si la persona afectada o un familiar ha logrado contacto con el sitio que publicó la nota y ha logrado que sea "bajada" como se dice en el medio y que se refiere a la eliminación de la información o a la sustitución de la misma. Ha logrado el mayor de los problemas, en virtud de que muchos sitios son publicaciones anónimas sin posibilidad de contacto.

La segunda etapa será la eliminación de la información negativa del buscador de Google o cualquier otro motor de búsqueda. Esto representa un problema, en virtud de que debe pasar un tiempo para que sea eliminada completamente. Esto se debe a que, no obstante que se elimina la información del sitio que la publica, el motor de búsqueda no se ha actualizado. 

Al respecto Google informa que "los rastreadores web recogen la información de cientos de miles de millones de páginas web y la organizan en el índice de la Búsqueda. El proceso de rastreo empieza con una lista de direcciones web de anteriores rastreos y con los sitemaps que nos proporcionan los propietarios de sitios web. Al visitarlos, los rastreadores siguen los enlaces que encuentran para descubrir otras páginas y prestan una atención especial a los sitios web nuevos, a los cambios en los actuales y a los enlaces obsoletos. Los sitios web que deben rastrearse, la frecuencia de dichos rastreos y el número de páginas que hay que explorar se determinan mediante programas informáticos.

Enlaces obsoletos:

Los contenidos obsoletos pueden ser solicitados al motor de búsqueda que los elimine. En este caso Google aconseja:



Eliminar contenido obsoleto

Si se ha eliminado contenido de un sitio web, pero sigue apareciendo en los resultados de búsqueda de Google, es posible que la descripción de la página o la memoria caché esté obsoleta. Para solicitar la eliminación de contenido obsoleto:
  1. Accede a la página Retirar contenido obsoleto.
  2. Introduce la URL (dirección web) de la página con el contenido obsoleto que quieres eliminar.
  3. Selecciona Solicitar eliminación.
    • Si aparece el mensaje "Creemos que la imagen o la página web que quieres eliminar no ha sido eliminada por el propietario del sitio", sigue los pasos que aparecen en la pantalla para proporcionarnos más información.
    • Si aparece el mensaje "Este contenido ya no existe en el sitio web", selecciona Solicitar eliminación.
Para comprobar el estado de tu solicitud, accede a la página Retirar contenido obsoleto.

Datos actualizados al 21 noviembre de 2017


No hay comentarios:

Publicar un comentario